CRITERIOS PARA REFORMAR EDIFICIOS PROTEGIDOS EN MADRID

Hasta ahora, cuando se pretendía realizar una reforma en Madrid, en algún elemento protegido de un edificio catalogado, la comisión de protección del patrimonio del Ayuntamiento (CPPHAN) tenía que emitir un dictamen diciendo si la intervención planteada se ajusta a lo indicado en la normativa urbanística para este tipo de edificios. Esto suponía un aumento en el plazo de tramitación de la licencia de entre uno y tres meses.

En el pasado mes de febrero, el Ayuntamiento ha publicado una resolución con los  criterios generales para la intervención en edificios catalogados (BOAM nº 6626 de 1 de marzo de 2012). A partir de entonces, si al actuar en elementos protegidos se siguen los criterios publicados en el Anejo I de la resolución, no será necesario que se pronuncie la CPPHAN (Comisión para la Protección de Patrimonio Histórica, Artístico y Natural) para obtener la licencia.

Los criterios publicados en el Anejo I se refieren a:

  • Actuaciones en fachada,
  • Instalación de rótulos publicitarios, e
  • Intervenciones en la cubierta.

Por ejemplo, si en la sustitución de las carpinterías de una fachada protegida, se utiliza el mismo diseño, forma, material y color que las originales, no será necesario el dictamen de la comisión. Esto afecta todos los huecos excepto los de la planta baja.

En la mencionada resolución también se publican, en el Anejo II, los criterios generales orientativos de la CPPHAN para la intervención en los edificios protegidos. El seguir los criterios del Anejo II de la resolución no exime del dictamen de la CPPHAN, pero sí da muchas posibilidades de que éste sea favorable.

Los criterios generales del Anejo II se refieren a:

  • Actuaciones en fachada,
  • Estructura,
  • Intervenciones en cubierta,
  • Instalación de ascensores, y
  • Aumento de la altura del edifico.

Siguiendo con el ejemplo de las ventanas exteriores, si se cambia el material, manteniendo el resto de características originales: diseño, forma y color; habrá que esperar al dictamen favorable de la comisión.

Otro ejemplo muy habitual es la apertura de huecos en muros de carga. Cuando el elemento al que pertenece el muro esté protegido, se podrá autorizar la apertura puntual de huecos de paso, con unas dimensiones máximas de 1,5 m de ancho y 2,10 m de alto.

En definitiva, el arquitecto que realice el proyecto de reforma de un local perteneciente a un edificio protegido debe tener muy presente el contenido de la resolución mencionada en los párrafos anteriores. Si se aplican los criterios del Anejo I se ganará un mínimo de un mes en el plazo de obtención de la licencia.   Si se siguen los criterios generales del Anejo II no se ganará tiempo, pero sí habrá muchas posibilidades de que la reforma propuesta sea autorizada.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: LICENCIAS, REHABILITACIÓN

Categorías