COMERCIO DE ALIMENTACIÓN

Licencia actividad Comercio Alimentación Éstas son las condiciones que exige el Ayuntamiento de Madrid a los establecimientos, de hasta 120 m2 de superficie, en los que se venden alimentos a los consumidores finales.

La zona de ventas será mayor de 15 m2 en locales que comercialicen exclusivamente una determinada clase de alimentos (se pueden ofrecer diferentes variedades y calidades). Si se venden varias clases de alimentos, la superficie mínima será de 40 m2. Se entiende por zona de ventas aquella en la que se produce el intercambio comercial. La anchura mínima de los pasillos será de 1,50 m.

Existirá un almacén, aislado de otras dependencias y de uso exclusivo, con una superficie de al menos el 10 % de la total del establecimiento y nunca inferior a 3 m2. El almacenamiento se realizará en estanterías que eviten el contacto de los productos con el pavimento. Se evitará el contacto directo con las paredes y techos para facilitar las tareas de limpieza. Entre el suelo y la estantería habrá un espacio libre superior a 20 cm para permitir la limpieza. En los almacenes no se podrán instalar máquinas o motores que aumenten la temperatura ambiente, que aporten suciedad o que dificulten las labores de limpieza.

Los equipos de conservación de alimentos deben contar con un sistema de control y medición de temperatura, colocado en lugar visible.

El local debe contar con un aseo para el personal, dotado de inodoro y lavabo. No puede comunicar directamente con el resto de locales, para lo cual dispondrá de anteservicio.

El lavabo tendrá agua fría y caliente, jabón líquido y toallas de un solo uso o secador automático. En los establecimientos en los que se vendan alimentos no envasados, el grifo del lavabo será de accionamiento no manual.

El local debe contar con vestuarios y/o taquillas individuales para guardar la ropa o calzado para uso del personal. Las taquillas pueden situarse en el anteservicio del aseo del personal.

Deberá existir una zona independiente para guardar los artículos de limpieza. Además, el local contará con un cuarto de basuras aislado, ventilado, con toma de agua y desagüe. Sus paredes, suelos y techos serán de material que permita una limpieza correcta.

En el almacén y en la zona de ventas la temperatura no será superior a 25 º.

El suelo puede ser continuo o de piezas perfectamente adosadas. Debe ser no absorbente, resistente y antideslizante. Los techos y paredes serán lisos, resistentes, no tóxicos, no absorbentes y de fácil limpieza y desinfección.

Todas las dependencias deben tener ventilación, natural (directa o conducida) o forzada.

En las zonas en las que se manipulen alimentos, la iluminación tendrá una intensidad mínima de 540 lux. En el resto, no será inferior a 110 lux. En las zonas de manipulación, almacenamiento, exposición y venta de alimentos no envasados, el sistema de iluminación estará protegido de manera que en caso de rotura no se contaminen los alimentos.

En la zona de elaboración de alimentos y junto al puesto de trabajo de la zona de ventas, habrá un lavamanos de acción no manual, con agua fría y caliente.

Los establecimientos en los que se utilicen vajillas que no sean de un solo uso, tendrán máquinas lavavajillas.

La maquinaria y los equipos que vayan a estar en contacto con los alimentos deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estarán instalados de manera que se permita su correcta limpieza y desinfección, y estarán autorizados para uso alimentario
  • Serán de materiales inocuos, no porosos ni absorbentes, lavables, resistentes a la corrosión y que no transmitan a los alimentos propiedades nocivas. Están expresamente prohibidas las superficies de madera

En RISERCO podemos ayudarte. Si estás pensando en montar un comercio de productos de alimentación, puedes contactar con nosotros para ampliar información sobre su tramitación. En este enlace puedes comprobar los precios de nuestros servicios parar redactar el proyecto de actividad y tramitar la licencias de apertura.